Risotto de setas


Confieso que nunca había sido muy amante de los risottos, aunque en este ultimo año he procesado amor del verdadero por este plato en concreto Risotto de Setas, ¡me vuelve loca!

Al principio siempre que lo preparaba me tomaba mi tiempo preparando el caldo, limpiando las setas, etc... hasta que un día se me hizo tarde y me vino gente a comer y di con una solución muy rápida para prepararlo y lo que es mejor son ingredientes que siempre suelo tener en casa entonces no para preparar risotto aunque ahora si es el caso.

En el congelador suelo tener bolsa de setas congeladas para socorrer una cena haciendo un revuelto, caldo de verduras en brick por si un guiso se me queda un poco corto de salsa, el queso grana padano rallado para cuando hago pasta, mantequilla es raro que no tenga (eso pasa por tener afición a las galletas caseras) y si yo en mi casa no tengo cebolla y ajo es porque ha entrado un ladrón a llevárselas (soy muy exagerada), vino blanco siempre tengo porque lo uso mucho para cocinar.



Y que una Castellonense no tenga arroces en casa es de juzgado de guardia, para que voy a mentir, tengo para sushi, alargado, bomba, risotto, integral, salvaje. En resumen, dinero no habrá pero arroz para montar un mercado ya os digo yo que lo hay.

Así que en el vídeo tenéis la versión de un rissoto en 30 minutos, lo que cuesta sofreír y cocer el arroz, pero para los mas puristas o yo misma cuando voy sobrada de tiempo y lo quiero todo con productos caseros y frescos del mercado.


Ingredientes:

370 g. de arroz para risotto
1 l. caldo de verduras
400 - 450 g de setas variadas ya sean frescas, conserva o congeladas (Níscalos, Champiñon, Portobello, Trompetillas)
1 diente de ajo
1 cebolla grande.
50 g. de mantequilla.
125 ml. (1/2 vaso) de vino blanco.
100 g. de queso grana padano rallado


Elaboración:

Lo primero que haremos será preparar un caldo vegetal, con  una cebolla, un puerro, tres zanahorias, sal y pimienta.

A continuación limpiamos las setas con un trapo húmedo (nunca bajo el chorro del grifo)y le quitamos el pie que lleva tierra,  trocear la cebolla, laminar el diente de ajo.

En una sartén doramos el diente de ajo laminado y las setas, reservamos.

Ponemos aceite en una sartén limpia y salteamos la cebolla hasta que se ponga transparente, añadimos la mitad de la mantequilla y removemos bien. Añadimos el arroz, removemos bien y dejamos que se dore 2 minutos. A continuación vertemos el vino blanco y sin dejar de remover esperamos a que se evapore el alcohol. Añadimos las setas.

Vertemos caldo con ayuda de un cucharón (de uno en uno), cocinaremos a fuego medio sin dejar de remover todo el tiempo, vamos añadiendo caldo según este se vaya consumiendo pero en ningún momento debe quedar seco. Cocinamos el tiempo recomendado en el envase.

Terminamos la cocción y apagamos el fuego, añadimos el resto de la mantequilla y el queso. Mezclamos con movimiento envolventes hasta que se derrita la mantequilla y el queso y ya esta listo para disfrutarlo ¡bon apetit!






Flan de Galletas



Levantarte un domingo y caer en la cuenta que has olvidado hacer compra para un postre original hace que sonrias el recordar que existe la opción mas simple que el mecanismo de un botijo y bien rico que se puede contar con los dedos de una mano a quien no le gusta el Flan de huevo y ya ni te cuento el flan de galletas que os traigo hoy.

5 minutos de preparación y el resto se encarga el horno y los ingredientes salvo algún día muy excepcional es algo que tenemos en casa.

A continuación y como siempre tenéis el vídeo y a continuación los ingredientes y la elaboración mecanografiada para que os la podáis guardar 😉 (no vayáis a olvidarla 😂😂😂)




Ingredientes:

500 ml. de leche
5 huevos
10 galletas
5 cucharadas soperas de azúcar
Caramelo


Elaboración:

Precalentar horno.

En el vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes y batimos bien, en un molde añadimos en el fondo el caramelo  y vertemos el contenido en el molde.

Horneamos al Baño María 40 a 50 minutos aproximadamente a 170º (arriba-abajo-ventilador) o 190º (arriba-abajo).

Dejamos enfriar y desmoldamos.






Pastel de patatas y queso



Este pastel de patatas con queso es una guarnición realmente rica y te cambia por completo una pechuga a la plancha.

Puede parecer que da trabajo pero es simple apariencia, se prepara en un momento y el reto lo hace el horno que es bueno, es nuestro mejor amigo. Aunque en verano no nos quiere nada... jejejejeje.


Ingredientes:
600 g. de patatas ya peladas y cortadas en rodajas bien finas
200 g. de queso rallado
250 ml. de leche evaporada
Sal y pimienta
Molde y papel sulfurizado


Elaboración:

Ponemos el papel de horno que previamente hemos mojado para que sea maleable en el molde. Vertemos un poco de leche evaporada en el fondo y ponemos la primera capa de patatas, salpimentamos, vertemos un poco de leche evaporada y espolvoreamos el queso rallado. Vamos repitiendo las capas hasta que la ultima sea solo de patata, habremos reservado un poco de queso para gratinar.

Cubrimos las patatas con papel de aluminio y horneamos 30 minutos a 170º arriba-abajo-ventilador ( a 190º si no hay aire caliente)

Una vez están cocidas las patatas añadimos el queso rallado que hemos reservado y gratinamos.

Y ya tenemos listo una guarnición estupenda. ¡Bon apetit!


Pimiento rojo relleno - dieta


Parece que os están gustando las ideas de estos platos de dieta y bien ricos y me alegro mucho porque imagino que al igual que a mi al final resulta un poco (mucho) aburrido comer siempre pechuga a la plancha con algo de guarnición.

Pues este viaje la guarnición es el plato principal y si bien tenemos la pechuga a la plancha, nos la comemos mucho más animados y la base de tirabeques (fesol fi, en Castellón) es magnifica. ¿Lo vais a probar?, si es que si os dejo los ingredientes y el paso a paso.

Espero que me contéis si lo habéis probado y que os parece.



Ingredientes para 4 personas:
1 Pechuga de Pollo o 1/2 de Pavo
2 Pimientos rojos grandes
1 cebolla
100g. de champiñones
100g de calabacín
200g de Tirabeques o judias planas
1 yogur 0/0
50 ml leche desnatada
40 g queso rallado bajo en calorias
4 c.s. AOVE
Sal y pimienta


Elaboración:

Encendemos el horno a 180º, cortamos por la mitad los pimientos y limpiamos de pepitas, colocamos en una fuente para hornear, los salpimentamos y repartimos 1 c.s. de AOVE entre las mitades de pimiento. Horneamos con la bandeja a mitad del horno mientras preparamos el relleno.

En una sartén engrasada con 1 c.s. de AOVE asamos la pechuga de pollo que habremos cortado a tiras finas, reservamos.

En la misma sartén añadimos el aceite restante y sofreímos la cebolla cortada a tiras, los champiñones laminados y el calabacín también a tiras. Una vez este dorada añadimos la pechuga, el yogur, leche y salpimentamos al gusto.

Retiramos del horno la bandeja con los pimientos que tendremos ya a medio asar, los rellenamos y repartimos la salsa. Repartimos el queso y horneamos hasta que el queso este dorado.

En una cazuela con agua con sal cocemos los tirabeques o judías.



Emplatado:

Escurrimos los tirabeques o judías y los ponemos de base en un plato, sobre ellas colocaremos medio pimiento y verteremos un poco de la salsa que hemos obtenido.

¡Bon apetit!

Otros ricos platos bajos en calorías:

 Crema de calabacín Flan de Caramelo para dieta  

PULSA EN LA IMAGEN PARA IR A LA RECETA



















Pastel de pollo bajo en calorias


PASTEL DE POLLO DIETA - SABOREANDO LAS ESTRELLAS

¡Hola! ¿qué tal se plantea la semana santa?, la mía estudiando, para variar. Pero vamos que ello no será incompatible con algún momento libre para disfrutar la compañía de la familia.

Como imagino que el personal andará en pleno pánico preparando la operación bikini aquí os dejo otro rico plato para seguir disfrutando de la dieta y no asesinar en el intento 😛 jajaja.

¡Felices fiestas a todos!



Ingredientes para 4 personas:

2 pechugas cortadas a filetes finos
2 calabacines
1 cebolla tierna
8 champiñones
4 tomates cherry
3 c.s. de AOVE
200 ml. leche
1 c.s. Mostaza



Elaboración:

Ponemos a precalentar el horno a 180º ( arriba-abajo-ventilador)

Reservamos 1/3 de calabacín y tres champiñones.

Con ayuda de un pela-patatas cortamos láminas a todo lo largo de los calabacines para hacer láminas con las que iremos forrando el molde que habremos previamente engrasado con unas gotitas de aceite. 

En una sartén (procurar que sea anti-adherente, ya que necesitaremos mucho menos aceite para hacer el sofrito)  sofreímos con 1c.s. de AOVE la cebolla que habremos troceado (el tamaño a nuestro gusto) y los champiñones cortados a láminas. Salpimentamos al gusto

Cuando ya tengamos lista la cebolla y los champiñones empezamos a montar nuestro pastel.



Forramos con las tiras de calabacín todo el molde, salpimentamos, a continuación ponemos una capa con los filetes de pechuga ( en este punto si nos gusta mucho se pueden poner tres tranchetes bajos en calorías para darle otro punto) una capa con el sofrito que hemos preparado y cubrimos con otra tanda de filetes de pechuga. No olvidemos salpimentar la carne o antes de ponerla en el molde o bien antes de añadir una capa nueva. Terminamos de cubrir con el calabacín y horneamos 40 minutos, en la parte más baja del horno.


Vamos a preparar la salsa para acompañar el pastel.

Troceamos, da lo mismo el tamaño, el calabacín, los champiñones y los tomates cherry que hemos reservado y los sofreímos bien . Salpimentamos.

Una vez este dorado lo pasamos a la batidora o a un vaso americano, añadimos la leche, la mostaza y trituramos bien. Si queremos, podemos pasarlo por un colador chino para que quede una salsa mas fina. Vertemos de nuevo en la sartén y removiendo de vez en cuando a fuego muy bajo para que no se enfríe.

Si vemos que se empieza a dorar en exceso el calabacín lo podemos cubrir con un papel de aluminio hasta que termine la cocción.

Desmoldamos con cuidado de no quemarnos y servimos acompañado de la salsa. No lleva guarnición, estamos a dieta pero recordad que habremos tomado un primer plato.

Espero que os haya gustado, ¡bon apetit!






Pizza para la Dieta


¡Hola a todos!

Hacía muchísimo que no publicada ninguna receta, se me ha juntado la falta de tiempo y el no tener claro si seguir con el blog, el canal de youtube, los dos o ninguno. Al final he llegado a la conclusión que me quedo con el blog.

No tengo mucho tiempo ya que estoy preparando oposiciones, sigo cocinando y adaptando una considerable cantidad de platos bien ricos y lo que es mejor, aptos para dieta. Aunque solo pensar en todo lo que tenía que montar para grabar el vídeo ya me dejaba totalmente desmoralizada.

Esta pizza me la ha pasado mi amiga Aída, y aunque no soy de pizza hay veces que realmente apetece y resulta que de esta si que soy... ¿que os parece? jajajajajaja




INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS:

Masa: 

300 g de coliflor
1 huevo
25 g de queso rallado light
sal 

Relleno
2 c.s. de salsa de tomate frito casero (cocinado con muy poco aceite y sin azúcar para eliminarle la acidez)
60 g de queso rallado light
Champiñones cortados a láminas.
Pimiento rojo asado
Pavo, Jamón York, atún o carne picada, a tu elección.



Elaboración:

Pasamos por la batidora la coliflor para hacer nuestra harina. Cocinamos 4 minutos en el microondas y dejamos enfriar.

Una vez este fría, ponemos la coliflor cocida en un trapo de algodón y le escurrimos el máximo posible de agua. Vertemos en un cuenco, en el que previamente habremos batido el huevo con la sal y los 30 g de queso rallado light.

Mezclamos bien y lo extendemos una capa lo mas fina posible sobre una bandeja de horno a la que le habremos puesto una hoja de papel sulfurizado.

Horneamos 15 minutos aproximadamente en el horno que habremos precalentado a 200º hasta que empiece a estar dorado. Esto lo hacemos para que nos quede una base crujiente.

A continuación ponemos el relleno elegido y gratinamos 10 minutos o el dorado que más nos gusta.

¡Bon apetit!

Otras delicias para estar a dieta

    

Flan de caramelo para golosos a dieta


Menuda alegría os estoy dando, yo también me la he llevado cuando después de varias pruebas me he encontrado por fin con el postre perfecto para matar el momento de ansiedad de dulce sin destrozar el recuento diario de calorías. Con estas cantidades que os indico en los ingredientes es un flan para 4 a 5 personas. No nos vayamos a entusiasmar... jejejejeje.

Llevo bastante tiempo sin publicar receta tanto en el blog como en el canal, creo que el canal se va a quedar aparcado una larga temporada porque el tiempo exigido para grabar una receta, editarla y subirla me supone un coste de tiempo del cual no dispongo y me temo que no dispondré en una larga temporada.


Sin embargo he de decir que la llegada de la caja "QueBox" (que puedo comer) me ha dado la oportunidad de preparar de nuevo este flan y compartirlo con todos vosotros.

Espero que os guste en casa es un favorito que hace que el domingo (no todos) sea un poco mas festivos, ya que... ¿que es un domingo sin postre para golosos?


INGREDIENTES:

500 ml. de leche desnatada 
2 yemas de huevo
1 huevo
8 caramelos de nata sin azúcar
Sirope de caramelo sin azúcar, en caso que no lo encontremos (suele haber en las tiendas de dietética) podemos hacer nuestro sirope con 5 caramelos  sin azúcar y un par de cucharadas soperas de agua.



ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º (arriba-abajo-ventilador).

Ponemos la leche en un cazo a juego medio-bajo con los caramelos que iremos removiendo para que se derritan.

En un cuenco batimos las yemas con el huevo y una vez estén derretidos los caramelos en la leche la incorporamos poco a poco a los huevos removiendo para que no se cuaje.

Lo pasamos al molde y horneamos al baño María durante 15 minutos.

Enfriamos y desmoldamos, y le vertemos el sirope de caramelo.

Podemos comprar un sirope de caramelo o simplemente preparar nosotros uno. El modo de hacerlo es poner 5 caramelos sin azúcar (podemos usar los sabor nata, o chocolate, café, ahí depende el toque que le queramos dar) en un cazo a fuego medio-bajo hasta que nos quede el caramelos, según lo liquido que lo queramos añadimos una cucharada sopera más de agua.



Seguimos disfrutando de nuestra dieta...