Scones

enero 25, 2013 | 35 Comentarios


He empezado con ilusión el año y la primera propuesta del Circulo Whole Kitchen y es con los Scones que por cierto me ha venido bien porque los tenia en la lista de pendientes y tenia muchas ganas de probarlos.


Así que he desempolvado un "juego de te" que pertenecía a un tu y yo que le regalaron a mi madre cuando se caso, tiene mas de cien años y la compañera la tiene mi hermana Sandra. Es porcelana china de la de verdad que decíamos de pequeñas y es tan fina que parece que se te va a romper en las manos. He merendado como una marquesa.



Hola miembros del CWK, comenzamos el año con una receta británica, unos panecillos que son esenciales en el famoso té inglés. Os proponemos una receta testada pero podéis elegir aquella que queráis, como siempre, estamos encantadas de que nos ofrezcáis variantes de relleno, forma o diferentes propuestas en la masa. ¡Empezamos! 



Los scones son unos panecillos originarios de Escocia, en un principio se hacían con avena y en la sartén, hoy en día los más comunes se hacen con harina y horneados. 

Hoy en día son pieza central en las celebraciones tradicionales del té inglesas, esto es desde el SXIX cuando la Duquesa de Bedford, pidió a sus sirvientes un té con algunos panes dulces que incluían los scones. Tanto les gustó que decidió pedirlo todas las tardes, llegando a convertirse en un tradición del Afternoon Tea Time, siempre acompañados de la tradicional clotted cream con mermeladas. 

El scone es un panecillo individual que suele tener forma redondeada, aunque también se le llama así a las piezas triangulares conocidas en su origen como bannock. 

Está elaborado con harina de trigo, centeno o avena, mantequilla y levadura. Se suele servir templado y abierto por la mitad, y aparece como un ingrediente del hight tea escocés. 

Podemos encontrar muchas variantes, aunque los más comunes son dulces y sencillos, también se pueden tomar con pasas, arándanos, queso o dátiles en su interior. 





Ingredientes:

250 g de harina de repostería
100 ml. de leche
50 g de mantequilla fría
1 huevo
2 cucharadas de azúcar glass



Elaboración:

Precalentamos el horno a  220º. 


Cortamos la mantequilla en dados y mezclamos con la harina y la sal, tiene que parecer que tenemos arenilla entre las manos.


Batimos el  huevo con la leche, hacemos un hueco en la harina y lo vertemos en el centro. Tenemos que conseguir una masa homogénea, un poco pegajosa, no debemos amasarla demasiado.



Sobre una superficie enharinada hacemos una pelota con la masa y la aplanamos hasta que nos quede de una una altura de un centímetro o centímetro y medio. Con un cortapastas redondo de unos 6 cm de diámetro cortamos (me han salido 12) y los colocamos en una bandeja de horno con papel para horno para que no se peguen. Los pintamos con un poco de leche y horneamos sobre unos 15 minutos o hasta que estén dorados.







35 comentarios:

  1. Que recuerdos, la primera vez que los probé fue en Escocia hace más de 15 años y me encantaron. Los tuyo tienen una pinta deliciosa, quien pillara uno.
    Un besito desde Las Palmas y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. No sé por qué me dá en la nariz que hoy voy a terminar hasta los "scones" de scones, ¿no crees?....jajaja, pero voy aprovecharme que aún estoy fresquito para deleitarme con los tuyos. El juego de té me parece una pasada, no me extraña que entre unas cosas y otras te hayas puesto las botas. Adios....MARQUESA!!!...jeje. Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
  3. Que riquísima pinta tienen tus scones y que esponjados te han quedado!!! Sólo a mí se me ocurre ver estas cosas sin haber desayunado!!! Jejejeje

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho los scones, yo tambien los preparo. Son ideales tanto para desayunar como merienda y admiten dulce como salado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Desde luego unos scones y una vajilla dignos de una marquesa ,no me extraña que asi te sintieras ,claro que en casa de las marquesas no se comera tan bien como en la tuya ,seguro
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  6. Ricos, ricos, no son tan complicados como creía y tanto para dulce como para salada están muy buenos. Te han quedado de lujo!!!
    Buen finde

    ResponderEliminar
  7. Que pinta tienen, siempre he querido probar a hacerlos pero nunca me he puesto a ello, a ver si me animo un dia de estos :) un beso!

    ResponderEliminar
  8. E que lindos que ficaram!
    Uma verdadeira delicia!
    Bjs

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!!, bonitos scones!!, me encanta esta última foto, tengo ganas de catar alguno, tendré que hacerlos!!. Besitos! http://ani-chocolat.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Que ricos, se me hace la boca agua.Besos

    ResponderEliminar
  11. Wow! Son enormes! Que bocado más bueno :)

    ResponderEliminar
  12. Que bodegón tan bueno nos pusiste con esos llamativos scones.
    Mónica estamos en Enero, que quedarias tú en noviembre Jajajaja
    Un saludito

    ResponderEliminar
  13. se ven los escones con una jugosidad y esponjosidad, tienen que estar buenos a ver si los hago un dia

    ResponderEliminar
  14. Te quedaron preciosos, parecen muy suaves y esponjosos!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué buena pinta! Iba a decir que parecen muy esponjosos pero ya se me adelantaron, y con la mermelada resultan doblemente tentadores.

    Aquí me quedo! Un beso

    ResponderEliminar
  16. Muy buenos, una taza de tea , y mermelada por encima.
    Probaremos también los nuestros con mermeladas, cuando lo preparamos ya era la hora del almuerzo, y nos no dio tiempo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Te han quedado geniales, seguro que están buenisimos. bss

    ResponderEliminar
  18. Que esponjaditos se ven tus scones!!! Ya se está acercando la hora de la merienda!!! jajajaja

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  19. Que maravillosos y que altos te han quedado!!!!!!!!

    Yo los rellenaba de dos sabores fijo... te imaginas de chocolate y mermelada de fresa!!!!!!!!

    Me ha vuelto loca la vajilla... preciosa!

    Me hago seguidora!!!!!!!!!!!

    Belén

    ResponderEliminar
  20. No los he probado nunca y se ven delicioss. Besitos.

    ResponderEliminar
  21. Hola Mónica, que buena pinta... Tan altos y esponjosos, enhorabuena me apetece meter la mano por la pantalla y robarte uno, jeje.
    Un besito, Verónica

    ResponderEliminar
  22. Mónica, te quedaron perfectos!!
    Me encantan
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Yo estoy en proceso de arrepentimiento porque ya me he llevado la receta de tus scones y la voy a hacr,,,pero estoy a regimen,,,ayyy señor.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  24. Hola Mónica!!
    Gracias por pasarte por mi blog, me quedo por aquí también!
    Bueno, tengo que decirte que antes de fijarme en tus scones sufrí un flechazo con la vajilla, me vuelve loca!!! Enhorabuena por guardar esas piezas tan bonitas!!!
    Y los scones tienen una pinta fabulosa!!!

    ResponderEliminar
  25. Hola Mónica,
    te han quedado genial, y me encanta el juego de té!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  26. Hola Mónica, ante todo quería darte las gracias por hacerte seguidora de mi blog. No conocía el tuyo pero le he estado echando un ojo y me ha encantado. Desde ya cuenta con otra nueva seguidora. Todo tiene una pinta increíble. Por cierto la tarta Red Velvet que tienes en la cabecera de tu blog la has hecho tú??? , es que está para pegarle mordiscos a la pantalla del ordenador. Un saludo, Carmen.

    http://explorandoenmicocina.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. Hola Mónica, ante todo quería darte las gracias por hacerte seguidora de mi blog. No conocía el tuyo pero cuenta desde ya con una nueva seguidora. Me encanta tu blog y tus recetas. Por cierto los Scones geniales y la tarta Red Velvet que tienes en la cabecera del blog es una pasada, para pegarle pellizcos a la pantalla del ordenador. Me quedaré ojeando otro ratito. Un saludo, Carmen.

    http://explorandoenmicocina.blogspot.com

    ResponderEliminar
  28. GANAS le dan a uno de pegarle un mordisco a la pantalla del ordenador...

    Me ha entrado hambre. Hambre golosa.

    ResponderEliminar
  29. Pues te han quedado unos bollitos preciosos, y muy vistosos, se ven deliciosos, y la presentacion esta maravillosa. Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  30. Mónica, me han encantado tus scones....tienen una pinta estupenda!
    Besos
    Gri

    ResponderEliminar
  31. Hola Mónica.

    Están fabulosos, perfectos para una merienda de lujo, sobre todo si van acompañados de una vajilla así, es preciosa.

    Por cierto, he visto las fotos de la merienda de Laura, no he llegado a tiempo para felicitarla, estoy de vacaciones en el blog, pero de vez en cuando echo un vistazo y acabo de verlo ahora, muchas felicidades. Menudo merienda que has preparado es que está todo fabuloso, me imagino lo que habréis disfrutado alrededor de la mesa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Los scones te han quedado fenomenal pero lo que tiene enamorada es la vajilla. ¡Cien años! Cuídala mucho. No me extrañas que te sintieras como una marquesa. Besos.

    ResponderEliminar
  33. Hacia tiempo que tenia muchas ganas de probarlos, pero como que no terminaba de decidirme y mira tu por donde ya llevo dos hornadas... jajajajaja

    Muchísimas gracias a todos por vuestra visita y comentarios, espero que tengáis una feliz señana

    ResponderEliminar
  34. qué buena pinta Mónica, no los conocía pero me han entrado unas ganas.... qué bueno!!!!bsts

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejar tu comentario, los leo todos si te surge alguna duda, puedes dejarla aqui o mandarme un correo a saboreandolasestrellas@gmail.com, te la resolveré en breve.